El plan se seguridad ciudadana ha sumado un nuevo barrio en menos de un mes y se espera que otros puntos de la ciudad copien este sistema

Alrededor de 100 personas concurrieron anoche a las instalaciones del Club Juventud Unida para participar del lanzamiento del programa Vecinos en alerta. Se puso en marcha en el barrio de la plaza Belgrano.

El 1 de junio se puso en marcha el plan de vigilancia ciudadana Vecinos en alerta en el barrio del puerto, comprendido por los límites de las avenidas Morrogh Bernard, Luis N. Plama, Del Valle y calle 3 de Febrero.

A casi un mes de su implementación, este sistema le ha dado buenos resultados a los vecinos y a la Policía, que ha logrado desbaratar hechos en flagrancia a delincuentes cuando intentaban robar. El llamado telefónico anónimo advirtiendo lo sucedido en el momento preciso es lo que se busca con esta iniciativa.

Jorge Ott es un comerciante del barrio de la plaza Belgrano que fue apuñalado hace poco tiempo durante un robo en su local de ropa. Luego de recuperarse en el Hospital Centenario, el Jefe de Policía Jorge Luis Lazzari se entrevistó con él en su casa y le comentó lo que se estaba por desarrollar en el barrio del Puerto.

Ott concurrió a dicho lanzamiento y 29 días después logró que también se pusiera en práctica en su propio barrio. Militó entre los vecinos para convencerlos de esta iniciativa y ayer se logró que alrededor de 100 personas comiencen a ser protagonistas en su seguridad.

Con la presencia del Jefe de Policía Departamental, Jorge Ott y Rubén LOnardi, el primer vecino que llevó a la práctica el sistema en el barrio del Puerto, les explicaron a los demás ciudadanos cómo se ha desarrollado este plan hasta el momento y sus resultados.

También se los puso en conocimiento sobre cómo se va a operar y qué es lo que debe hacer cada uno en caso de presenciar un caso de inseguridad en su manzana. Hay que destacar que la nueva zona que será vigilada por sus vecinos abarca alrededor de 50 manzanas.

Lazzari se mostró muy contento por estas iniciativas vecinales, que a pesar de ser el propio funcionario policial el que se las volcó a los vecinos que acudieron a solicitarle mayor seguridad en el barrio, ha encontrado una respuesta positiva en la comunidad que se espera que se replique hacia otros barrios céntricos y periféricos.