Comenzarán a retener el Impuesto a las Ganancias al sector educativo provincial

Será a partir de los haberes de agosto y alcanzará a los docentes, personal del escalafón general y funcionarios del área. Deberán presentar su declaración jurada antes del 31 de julio.


Mediante la circular Nº 01/2012, el Consejo General de Educación (CGE) informó que a partir de los haberes de agosto se procederá a la retención correspondiente del Impuesto a las Ganancias a todos los agentes de la provincia dependientes de ese organismo.

La medida alcanzará al personal del escalafón general, docentes y funcionarios del área, quienes deberán completar el formulario F572 de la Administradora Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y presentarlo en carácter de declaración jurada antes del 31 de julio en la Dirección de Ajustes y Liquidaciones del CGE, para que puedan ser deducidos de la retención a efectuar a partir de los haberes de agosto.

La circular fue remitida por la Dirección de Ajustes y Liquidaciones del CGE a las Direcciones Departamentales de Escuelas, Supervisiones zonales y equipos directivos de los establecimientos educativos de la provincia, con fecha 2 de julio y con la referencia “Impuesto a las ganancias: cuarta categoría”.

En ese sentido se informó que la ley de Impuesto a las Ganancias y sus posteriores modificaciones, han establecido que las deducciones que deberán ser tenidas en cuenta para el cálculo de retención del tributo son jubilación, obra social, cuotas médico asistenciales, seguros de vida, descuentos provinciales, Ley 4035, cuota sindical, gastos de sepelio, honorarios médicos abonados en el período, intereses correspondientes a créditos hipotecarios, para la compra o construcción de inmuebles destinados a la casa habitación, importes abonados al servicio doméstico en concepto de contraprestación y los pagados para cancelar las contribuciones patronales de la seguridad social.

También se restan las deducciones legales en concepto de Monto No Imponible y las especiales por trabajar en relación de dependencia, además de las correspondientes cargas de familia declaradas en el formulario 572.

 

Cuarta categoría

En cuanto a las rentas de cuarta categoría, se hace referencia a las del “trabajo personal, por lo que todo empleador (en este caso el C.G.E.), sea persona física o jurídica, pública o privada, es agente de retención del Impuesto a las Ganancias por las rentas de Cuarta Categoría – del Trabajo Personal ejecutado en Relación de Dependencia”, precisa la circular.

Agrega que “el régimen de retención aplicable estaba regulado por la Resolución General AFIP 11261/02, que luego fue modificada por la Resolución General 2437 en el año 2008 quedando el texto ordenado y actualizado”. “Posteriormente, en Septiembre 2008, la Resolución General 2490 eleva los mínimos de las Deducciones Especiales establecidos por Ley para el cálculo del Impuesto. Y por ultimo, la Ley 26.477 de Diciembre de 2008, elimina el porcentaje de disminución de las deducciones del artículo 23 de la ley de ganancias”, se explica.

Por último indica que “actualmente los mínimos de las deducciones personales y legales, están establecidas en la Resolución General 3073/11”.

Por otra parte, y de acuerdo a lo establecido en el artículo 20 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, “están exentos del gravamen las remuneraciones percibidas en el desempeño de sus funciones por los diplomáticos, agentes consulares y demás representantes oficiales de países extranjeros en la República; las ganancias derivadas de edificios de propiedad de países extranjeros destinados para oficina o casa habitación de su representante y los intereses provenientes de depósitos fiscales de los mismos, todo a condición de reciprocidad; los intereses reconocidos en sede judicial o administrativa como accesorios de créditos laborales; las indemnizaciones por antigüedad en los casos de despidos y las que se reciban en forma de capital o renta por causas de muerte o incapacidad producida por accidente o enfermedad, ya sea que los pagos se efectúen en virtud de lo que determinan las leyes civiles y especiales de previsión social o como consecuencia de un contrato de seguro”.

Sin embargo, el mismo artículo establece que “no están exentas las jubilaciones, pensiones, retiros, subsidios, ni las remuneraciones que se continúen percibiendo durante las licencias o ausencias por enfermedad, las indemnizaciones por falta de preaviso en el despido y los beneficios o rescates, netos de aportes no deducibles, derivados de planes de seguro de retiro privados administrados por entidades sujetas al control de la Superintendencia de Seguros, excepto los originados en la muerte o incapacidad del asegurado”.

 

AMET en estado de alerta

La Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) advirtió que “es inadmisible la aplicación de dicho impuesto a las Ganancias porque es distorsivo y obliga a tributar por trabajar” y recordó que ha solicitado “en varias oportunidades la eliminación o en su defecto la modificación del mínimo no imponible para la cuarta categoría”.

En ese sentido, el gremio insistió que pidió la eliminación o modificación “a principio del año mediante la presentación del pliego de reivindicaciones formulado al gobierno, donde constaba dicho pedido, y que también motivo la realización del plan de lucha llevado a cabo días pasados convocado por la CGT, justamente porque uno de los puntos reclamados era la modificación del mínimo no imponible”, según detalló en un comunicado de prensa.

En este contexto, el gremio de los docentes técnicos se declaró en estado de alerta y anunció que seguirá “luchando en contra de dicho impuesto en todos los ámbitos”.

Comentarios