El hecho sucedió en la Estancia “Mis Cuatro Amores” propiedad de la familia Pioli ubicada en la localidad de Escriña, unos 8 kilómetros al norte de Urdinarrain. La propiedad que durante la noche permanece deshabitada fue violentada por delincuentes que lograron ingresar a la finca rompiendo la reja de una ventana a la cual literalmente arrancaron de la pared.

Una vez adentro se llevaron varios elementos de valor, aunque aun no hay precisiones de todo lo que lograron sustraer ya que el matrimonio que habitualmente habita la vivienda está fuera del país.

A primera vista y según el testimonio de familiares, faltan, un televisor 21 pulgadas, recados de caballo con detalles en plata, mármoles de los muebles, bebidas, y hasta las cámaras de seguridad que había en el lugar, a las que retiraron, una por una, hasta llegar al equipo DVR que aloja las filmaciones de las cámaras.

Un trabajo minucioso para no dejar ningún tipo de pruebas. Además sustrajeron bolsos con ropas y revolvieron todos los muebles dejando todo tirado en el lugar. Aparentemente los mal vivientes buscaban dinero ya que rompieron sillones y provocaron destrozos en cielorrasos, muebles, aire acondicionado, dejando una gran cantidad de papeles desparramados por el lugar entre los que la familia encontró un sobre con unos $1.000 que los cacos no pudieron descubrir.
Durante esta semana, la Ingeniera Agrónoma Ana Paula Ronconi, llegó a la estancia y se encontró con el panorama desolador por lo que dio rápido aviso a los propietarios que utilizan la morada como casa de fin de semana.

Al parecer los delincuentes trabajaron con total tranquilidad ya que había indicios de que consumieron whisky en el lugar y comieron lo que había en heladera y frezzer. La denuncia se radicó en la comisaría de Urdinarrain con el conocimiento de la dependencia de Escriña a cargo del Cabo Villanueva.
En el lugar nadie se percató del robo a pesar de que hay varias chacras vecinas, ni siquiera se sabe cuál fue el día en el que actuaron. El hecho se repite en esta zona rural donde hace poco tiempo atrás robaron en una vivienda, a unos ochocientos metros a la vera de la ruta provincial 20.

Preocupa a toda la zona rural que últimamente está siendo blanco de los delincuentes; la semana anterior se conoció del robo de un tractor Massey Ferguson en la zona rural de Talitas, a pocos kilómetros de Irazusta, tractor que fue encontrado abandonado en Gualeguaychú. Todo esto pone en alerta a toda la zona rural que ya no goza de la tranquilidad de años pasados.