La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) realizará hoy el Congreso Extraordinario en la Escuela “Francisco Ramírez” de Gualeguaychú para definir un plan de lucha por una serie de reclamos, informó a elDía el secretario General de la seccional, Diego Sánchez.

El viernes, los delegados debatieron la moción que volcarán en el encuentro. “En base a lo analizado por los compañeros se resolvió reclamar la circular del impuesto de las ganancias, la devolución de descuentos y convocar a un nuevo congreso no más allá del 27 de julio sino surgen respuestas”, señaló.

Acotó que “se exigirá al gobierno que dé respuestas a estas demandas y de no tenerlas, analizar los pasos a seguir después de las vacaciones”. Aclaró que Gualeguaychú no llevará hoy una moción de paro. “No obstante, si se da esta circunstancia, se pedirá que se mandate a la comisión directiva central a consensuar con los otros sindicatos los pasos a dar”.

El enojo de los maestros y profesores de la ciudad por los descuentos que reciben lo transmiten a los periodistas. En ese sentido, Sánchez dijo que “el malestar es general, lo del impuesto a las ganancias provocó rechazo, por eso plantearemos hacer algún tipo de acción. Se habla de movilizaciones, Gualeguaychú llevará como idea la instalación de carpas en cada una de las seccionales, ganar la calle para que la sociedad se entere de nuestra problemática”.

Por su parte, el secretario gremial de la seccional Paraná, Daniel Ruhl, afirmó que “no hemos cerrado la discusión en el mes de marzo, por lo que valoramos que haya instancias de modificación de la pauta salarial”.

Enfatizó a AIM que “retomaremos la reapertura de la discusión salarial, que quedó inconclusa en marzo pasado, y la no devolución de los descuentos por huelga docente. Las negociaciones salariales en el país y la provincia nos dejaron con un piso de 2.800 pesos y nuestras bases reclaman que se realicen acciones concretas porque la inflación ya carcomió cualquier conquista alcanzada”.

Destacó que los congresales de la lista Rojo y Negro “impulsaremos fuertemente que el congreso tenga un plan de lucha y en ese sentido, varios departamentos de nuestra Agrupación, también Federal y algunos más, definieron que el cónclave tenga un contenido un claro de plan de acción”.

En un documento titulado “Los docentes queremos respuestas”, la seccional Paraná se declaró en estado de alerta y movilización, reclamó mejoras salariales, cuestionó duramente al gobierno provincial, y afirmó que “corre riesgo el reinicio del ciclo lectivo para la segunda mitad del año”.

La comisión ejecutiva de Agmer Paraná manifestó que, a partir “del abrumador apoyo político-gremial de afiliados y no afiliados en las recientes elecciones para la representación de los trabajadores de la educación en el Consejo General de Educación, solicitamos respeto democrático de la voluntad popular hacia el interior del sindicato y especialmente al gobierno de Entre Ríos”.

 

Islas propone el no reinicio

“Después de realizadas las asambleas en las distintas escuelas del departamento Islas, quedó claramente demostrado el descontento de los docentes”, manifestó José Luis Relagado, dirigente de la seccional.

En los mandatos que fueron analizados en asamblea resolutiva los docentes expresaron “una suma de reclamos al gobierno provincial como la falta de respuesta al pedido de  sentarse a dialogar para concensuar una nueva propuesta salarial, el descuento del impuesto a las ganancias al sueldo, el desfinanciamiento de las obras sociales por el atraso de aportes del estado y demás puntos” a tratar en el congreso de hoy.

El análisis de los docentes motivó “que el mandato sea una medida de acción directa, como es el no inicio de las clases después del receso de invierno”.

La comisión directiva departamental dejó en claro “que el Estado es quién con políticas educativas erróneas desfinancia el sistema educativo, como por ejemplo con la creación en las de distintos cargos políticos (tutores, asesores, etc) ingresados sin concurso para beneficiar a parientes y personas afines a esta clase de políticas”.

Dichas acciones “promueven el no poder justificar después la falta de fondos para el pago de los transportes en los distintos departamentos como sucede en Concordia, donde si no se le abonan al menos tres meses de lo atrasado no se iniciarán las actividades terminado el receso; o un jardín de infantes en la escuela 15 de Medanos donde la obra esta en un 70% avanzada pero hace más de 5 años abandonada”.