Instituciones sociales evalúan crear un nuevo Consejo Municipal de seguridad

Concejales, abogados, representantes de la Justicia, comerciantes y religiosos participaron de la reunión

Se trata de un proyecto donde participarían diferentes representantes de instituciones intermedias, eclesiásticas, judiciales y políticas. Sus representantes se reunieron con el fin de dialogar sobre inseguridad e intentar alcanzar una solución integral.

 

Mónica Farabello

En la mañana de ayer, unos veinte representantes de diferentes instituciones se reunieron con el objetivo de debatir sobre el tema inseguridad. Evaluarán un proyecto y en dos semanas será presentado de manera integral.

En el encuentro estuvieron presentes el juez de instrucción Eduardo García Jurado, la titular del Foro Infancia Robada, Angélica Pivas, concejales de Color Gualeguaychú, comerciantes, representantes de Cáritas Gualeguaychú, pastores, y el sacerdote de la Parroquia San Juan Bautista, entre otros.

El objetivo del encuentro fue localizar la raíz del problema y en efecto, encontrar una solución. El bloque de concejales de Color Gualeguaychú, representados por Ricardo Rodríguez, Juan Maya y Marina Sosa, aseguraron sentirse “preocupados por la inseguridad porque es un tema para todos los niveles sociales”.

Al respecto, Rodríguez propuso “que desde la comunidad debemos imponer ante los niveles nacionales, provinciales y municipales los instrumentos institucionales para solucionar este inconveniente”.

Además, resaltó que “en el 2001 trabajamos en este proyecto del Consejo Municipal de seguridad. Posteriormente en el 2006 aumentaron las instituciones de participación de este proyecto e hicimos un trabajo interdisciplinario. Hoy, desde nuestro bloque reflotamos ese proyecto y queremos que junto a las instituciones que han trabajado, poder acondicionarlo y volcarlo nuevamente a la discusión”.

 

Cómo se conformaría el Consejo

La integración del consejo se concretaría con el aporte de un representante de un club deportivo, de la Dirección de Escuelas públicas, escuelas privadas, dos representantes del Concejo Deliberante, tres por el Ejecutivo municipal; un representante de la policía; de la Corporación del Desarrollo, un representante del Centro de Defensa Comercial, de las comisiones vecinales, un representante de la prefectura naval, bomberos voluntarios, del Centro de Estudiantes secundarios, terciarios, un representante del Ministerio fiscal, del Hospital, entre otros.

En el proyecto presentado y que será evaluado, se informó que “el Consejo estaría conformado por una comisión directiva que estaría formada por un coordinador elegido entre los miembros, por simple mayoría y un secretario administrativo que deberá pertenecer a la planta permanente del Concejo Deliberante”.

En tanto, las atribuciones del coordinador del consejo se enfocarían en “coordinar las  acciones en materia se seguridad pública en desarrollo territorial de Gualeguaychú y convocar a las reuniones ordinarias y extaordinarias a todos los miembros”, entre otras.

Asimismo, se informó que “los programas con los que cuenta el Consejo, son los de concretar foros barriales, gabinetes de prevención y asistencia a la drogodependencia”.

 

Desde la iglesia hasta la Justicia

La diversidad en la participación, dio como resultado el diálogo entre representantes de la iglesia católica, la Justicia local, el Centro de Defensa Comercial, concejales e instituciones intermedias.

El juez de Instrucción Eduardo García Jurado, aseguró que “el tema seguridad es el tema de todos, es el tema prioritario”, y agregó: “hablo de 41 años en la Justicia Penal”. Además, parafraseó a Winston Chuchill y aseguró que el ministro británico “dijo que la guerra es muy importante para dejarla en manos de militares por eso digo que la seguridad es  muy importante  para dejarla en manos de la policía”.

Luego, aclaró que “no lo digo de modo despectivo, sino que hay que poner las cosas en su lugar y la policía no tiene la visión estratégica que tienen que tener nuestros dirigentes políticos o los que queremos colaborar desde distintos sectores”.

“La política en seguridad es una política educacional, una política policial y la municipalidad debe acompañar.  El 80 % de los que caen son drogadictos y caen por consumir, el aparato policial es un adorno, por lo que tenemos que coordinar una respuesta preventiva y una respuesta de tratamiento a ese sector”, expresó García Jurado.

En tanto, Héctor, el párroco de San Juan Bautista relató que “en 4 meses ha sufrido 5 robos con violencia”, por lo que invitó a todos a “hacerse responsables de esta problemática y hacer algo concreto. No nos quedemos sólo en el diálogo”, opinó.

Desde la organización, informaron que en dos semanas aproximadamente se realizará un nuevo encuentro para avanzar en el proyecto.

 

Comentarios