Efectivos pertenecientes a la Jefatura Departamental Gualeguaychú retuvieron la carga de sábalos de dos vehículos el jueves por la tarde en el camino al Ñandubaysal por no cumplir con la cadena de frío correspondiente.

Personal Dependiente de la Comisaría Quinta y de Abigeato decomisaron el jueves por la tarde la carga de un camión térmico marca Dodge que transportaba 1.700 kilos de sábalos y 200 de tararira.

Este transporte poseía las guías vencidas y documentación apócrifa para la carga que trasladaba porque para ello se requiere otro tipo de transporte. La mercadería tenía como destino la ciudad de Victoria y al observar las condiciones en la que viajaba la carga, se le dio intervención al médico veterinario que constató que carecía de la cadena de frío correspondiente y por ello se ordenó la total desnaturalización incinerando lo secuestrado.

Pocas horas antes y en el marco del mismo operativo de control, la Policía interceptó una camioneta marca Dodge Desoto que trasladaba 70 piezas de sábalos en el interior de la caja.

De la misma manera que lo anterior, se secuestró la carga por no cumplir con las medidas de higiene correspondientes y porque tampoco se tenía la documentación pertinente, y por ello se desnaturalizó todo por orden del médico veterinario.