Se cosecharon más de dos millones y medio de toneladas de soja en tierras entrerrianas

El área destinada a soja en la provincia totalizó 1.254670 hectáreas

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos publicó los valores definitivos correspondientes a la producción del cultivo de soja para la campaña agrícola 2011/12, la cual supera la cantidad de 2 millones y medio de toneladas en producción.

 

Según el SIBER, en la presente campaña se cosecharon 2.660.154 toneladas, 12% (358.087 tn) menos que en el ciclo 2010/11 cuando se recolectaron 3.018.241 toneladas. El rendimiento promedio se ubicó en 2.120 kg/ha.

El informe reveló que en la campaña 2011/12 el área destinada a soja totalizó 1.254.670 hectáreas (ha). Del total implantado, la soja de primera abarcó algo más del 75% con un rinde promedio provincial de 2.208 kg/ha y representó el 78% de lo producido.

La soja de segunda representó aproximadamente el 25% de lo sembrado, su rinde promedio provincial se posicionó en 1.853 kg/ha y esto le permitió llegar al 22% de las toneladas totales, consignó El Once Digital.

El SIBER analizó los distintos aspectos de la evolución de la soja en Entre Ríos. En lo referente a la producción desde el ciclo agrícola 2000/01 hasta el 2007/08 se detectaron incrementos en el área implantada, siendo los más significativos desde la campaña 2000/01 a la 2005/06. Posteriormente desde el 2008/09 se manifestó una importante caída asociada a un evento de sequía extraordinario para la región, siguiéndole una recuperación en las campañas sucesivas y finalmente una disminución en la 20011/12.

La curva de producción no copia exactamente el comportamiento observado en la superficie cultivada y esto se puede relacionar en gran parte al clima, especialmente al monto y distribución de las lluvias del verano muy influenciadas por el Pacífico Ecuatorial y sus anomalías, es decir la presencia de “El Niño”, “La Niña” o “Neutralidad”.

En los últimos 12 años, 8 pueden considerarse adversos para la producción sojera ya que se presentó “La Niña” o “Neutralidad” y tan solo en 4 años “El Niño” con un ambiente más propicio para rindes superiores a la media.

Claramente se puede observar como la caída en la curva de producción se asocia con años donde el Pacífico Ecuatorial tuvo temperaturas por debajo de lo normal (evento “La Niña”) o temperaturas normales (“Neutro”); cabe aclarar que posiblemente el importante crecimiento del área en las campañas 2000/01 y 2001/02 enmascaró la disminución de la producción.

El Sistema de Información agradeció a los colaboradores que durante todo el ciclo agrícola brindaron valiosa información que abarcó desde la intención de siembra, condición del cultivo, avance de las labores de implantación y rindes promedios logrados.

Comentarios