Un sector del radicalismo llama “a un gran cambio”

Sergio Varisco

Con críticas al oficialismo, integrantes del espacio llamaron a radicales “sin preguntarles de donde provienen, a protagonizar el cambio hacia un radicalismo horizontal, opositor, democrático, participativo y con vocación de poder”.

Un grupo de dirigentes radicales, que ya hace un tiempo vienen manteniendo encuentros provinciales, decidió explicitar las intenciones de dar la primera pelea: buscar ser autoridad partidaria.

La idea, debatida hace un tiempo, se decidió de tomar este fin de semana y se plasmó en un pequeño documento al que tuvo acceso Página Política.

Entre los firmantes aparece Hugo Lesca, Sergio Varisco, Alberto Rotman, Luis kirpach, Antonio Salas, Ricardo Rodriguez, Álvaro Giffrey, Miguel Rettore, Ricardo Labarba, Elvio Salcedo, Arturo Vera, Guillermo Vásquez y Juan Carlos “Cholo” Aguirre.

“Esta nueva corriente de opinión busca la mayor unidad de todo el radicalismo y conducirá el partido a partir de las elecciones internas convocadas por las actuales autoridades partidarias para el 28 de octubre, donde el afiliado radical optará por un cambio”, apunta el escrito.

Para este grupo de dirigentes, “hoy la ciudadanía ve como cada día empeora su calidad de vida y necesita una alternativa superadora a este gobierno kirchnerista”.

“Los trabajadores sienten como se deteriora su salario real producto de una inflación descontrolada; la obra pública se desacelera y la desocupación vuelve a ser una preocupación para miles de hogares entrerrianos. La salud y la educación han empeorado a pesar de las enormes sumas de dinero que manejó el estado en los últimos ocho años, mientras que la inseguridad vuelve a ser el desvelo diario de los ciudadanos”, analizan los opositores a los espacios que conduce Atilio Benedetti por un lado, y Ricardo Troncoso, por otro.

Política “del despilfarro”
En el documento, que apunta directamente al oficialismo, se sostiene que “la política del despilfarro se termina y el ajuste vuelve a ser la política de Estado de los gobiernos que, a duras penas, llegan a pagar los sueldos”.

“Frente a esta realidad, hoy nuestro partido debe asumir seriamente su rol opositor del que ha desertado y sentar las bases de un programa de gobierno para conducir nuestra provincia, donde la defensa del federalismo, el trabajo, la educación, la salud, la producción y la seguridad sean verdaderas políticas de estado en beneficio de todos los entrerrianos y no de un grupo de amigos”, avanza.

Para concluir, los radicales firmantes convocan a los radicales, “sin preguntarles de donde provienen, a protagonizar el cambio hacia un radicalismo horizontal, opositor, democrático, participativo y con vocación de poder”.

Comentarios